Cuidado con el Anillo de Compromiso

La pieza de joyería más importante en la vida de una mujer suele ser el anillo de compromiso. Tiene un importante valor sentimental, emocional e incluso económico y es absolutamente necesario tratar de protegerlo de algunas actividades diarias.

Ya sabemos que el anillo de compromiso es una promesa, la promesa de un amor que debe ser bendecido por el resto de su vida. Para muchos, también es el compromiso de una familia, especialmente si se transmite de generación en generación. Y entonces puedes entender que es algo precioso no solo desde el punto de vista económico y como tal debe ser "protegido". Entiendo esto perfectamente, pero si quieres que esa hermosa piedra siga brillando. Esto es lo que debe hacer para mantenerlo en óptimas condiciones.

¿Qué no debo usar? Productos definitivamente agresivos que contienen amoniaco, lejía, cloro y acetona. También están prohibidos los productos abrasivos como pastas de dientes, bicarbonato de sodio o limpiadores en polvo, que pueden rayar fácilmente los metales, especialmente el oro.

Índice de Contenido

    No lo uses cuando estés haciendo estas 7 cosas específicas:

    Esto es lo que debe hacer para mantenerlo en óptimas condiciones.

    1. Rutina de ejercicio

    Antes de quemar calorías y empezar a sudar lo mejor es quitarse el anillo. Debes saber que los materiales que se utilizan en las joyas de diamantes y oro son "suaves", por lo que si lo usas mientras haces ejercicio ejerces una cierta presión que corre el riesgo de cambiar tu forma, doblando las mandíbulas que sujetan el diamante. Te aconsejo que pongas tu anillo en un lugar seguro, mejor en casa, sin riesgo de dañarlo o perderlo

    2. Hidratantes

    Recuerda que varias cremas y lociones pueden ser perfectas para tu piel y cabello , pero no tanto para tu anillo . La acumulación de estas sustancias aceitosas puede disminuir el brillo y, en consecuencia, opacar la piedra con el tiempo. Para proteger su diamante, asegúrese de que sus manos estén completamente secas antes de usarlo .

    3. Nadar

    No uses tu hermoso anillo ni ningún tipo de joyería si planeas ir a la playa o la piscina. Recuerde que el agua fría tiende a "encoger "sus dedos, por lo que puede perder su brillo entre un golpe y el siguiente. El mar definitivamente debería estar prohibido para los anillos de compromiso, una vez que lo pierdas en el azul profundo, nunca lo volverás a encontrar. Probablemente se esté preguntando: “¿Por qué no puedo usar esto en la piscina?”La respuesta es simple: el cloro puede dañar y decolorar la configuración de su anillo.

    4. Limpieza

    Cuando la limpieza es el momento en que puede golpear fácilmente su anillo contra superficies duras como pisos y encimeras de cocina, etc. Con los productos para el hogar, puede cambiar el color de los químicos agresivos como la lejía y el amoníaco que se encuentran en muchos limpiadores domésticos. Así que ten mucho cuidado al manipular ciertos productos que pueden dañar tu anillo.

    5. Ducha

    ¿Alguna vez te has preguntado si puedes darte una ducha con tu anillo de compromiso? Probablemente ya estaba pensando en una respuesta negativa y la respuesta es correcta. La ducha puede ser " peligrosa " por dos motivos: al usar jabón se puede perder y consecuentemente se corre el riesgo de que acabe en el desagüe, además los jabones aceitosos hacen opaco el acabado diamante y los productos exfoliantes contribuyen a estropearlo al rayar su superficie .

    6. En la cocina

    Nunca lo use al cocinar. Los gérmenes y las bacterias pueden alojarse fácilmente en el anillo y, al igual que en la ducha, corre el riesgo de que se le resbale el dedo al enjuagar algo en el fregadero.

    7. En las noches

    Es mejor evitar las marcas en los dedos, asegúrese de quitarse el anillo en la noche cuando ya vaya a descansar, de lo contrario su dedo puede hincharse o cortar la circulación sanguínea, ya que los riñones reducen su actividad por las noches tome en cuenta este consejo.

    Hazle una revisión. Los expertos recomiendan controles regulares por parte de un joyero cada 6-12 meses para asegurarse de que la configuración sea segura. Además, se recomienda hacer una limpieza periódica. Si es así, use un jabón suave, agua tibia y un cepillo de dientes de cerdas suaves.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Leer más...