Piedras Semipreciosas para Anillos de Compromiso

Llamarlos semipreciosos es un poco como despreciarlos. Las piedras de las que hablamos en este artículo parecen estar entre las menos nobles, pero no lo son.

Índice de Contenido

    Definamos a las piedras preciosas

    Hola a todas las futuras novias y a las que están por comprar una piedra preciosa. La piedra preciosa por excelencia es el diamante.

    En primer lugar, comprenda lo que quiere, un solitario, una trilogía, un anillo de la eternidad, un anillo de fantasía, y luego decida el presupuesto. Diama orta alguna información sobre el diamante: la unidad de medida es el quilate (ct) y su submúltiplo es el punto, 50 puntos = 0,50 ct; 100 puntos = 1 ct. Las características a las que hay que prestar atención son la pureza y el color. Para determinar la pureza es necesario tener una lente de 10 aumentos o mejor aún un microscopio de gemólogo, para determinar la pureza se utilizan las siguientes abreviaturas: IF = VVS1 puro y 2- VS1 y 2- SI1 y 2 - y P1 P2 P3 que es lo peor que hay.

    En cuanto al color, el diamante se compara con piedras de comparación (generalmente circonitas) que simulan los diversos colores del diamante, desde el blanco puro al amarillo. La escala de colores comienza desde la letra D, lo mejor que hay, hasta la Z. Por lo general, cuando el objeto tiene una o más piedras que superan los 0,20 ct (20 puntos) es una buena regla emitir una descripción de la piedra. Con las características de Peso, Pureza, Color y Corte.

    Las piedras semipreciosas

    ​​De Roma a París, de Nueva York a Hong Kong a Milán y Barcelona, ​​estas gemas son cada vez más populares, especialmente entre las nuevas novias. Estas gemas son cada vez más populares, especialmente entre las nuevas novias. El anillo de compromiso puede estar enmarcado por las siguientes piedras:

    ¡Ágata, la tradicional!

    Debe su nombre a un río de Sicilia, donde lo recogían los antiguos griegos y romanos: el Achates o el Dirillo. Símbolo de longevidad y prosperidad, puede ser rojo, verde, amarillo, azul o negro. Opte por el azul para llevar el día de la boda respetando la tradición nupcial: ¡algo azul!

    ¡Moonstone, el helado!

    Su nombre deriva, de hecho, de un aspecto bastante lunar. Simboliza la feminidad y la fertilidad. Los reflejos pueden ser plateados, azules, pero también incoloros o amarillos. Para los más supersticiosos, ¿sabías que en caso de esterilidad, esta piedra promueve un buen equilibrio hormonal? Si el deseo que te impulsa al matrimonio es fundar una familia, regala a tu futura esposa un anillo coronado por esta hermosa y sugerente piedra: ¡los hijos no deberían tardar en llegar!

    ¡Amatista, signo de tierra!

    Violeta o lavanda, su nombre significa "que no está borracho". Los antiguos romanos tallaban las copas donde bebían su vino para no sufrir los efectos del alcohol, eso parece. Usado para la boda, podría significar que no te gustan los excesos y que te refieres a las fiestas y el entretenimiento en nombre de la moderación.

    ¡Aqua Marina, cásate conmigo!

    El nombre lo dice, sus colores van del azul, al verde, al celeste. Es un símbolo de inocencia y pureza y es especialmente adecuado para personas con una personalidad fuerte. Es muy popular entre los novios porque presupone fidelidad y felicidad para los esposos.

    ¡Cuarzo rosa, amor incondicional!

    Amor propio, paz interior, serenidad, ¿qué símbolo más bello se le puede ofrecer al amado? En fitoterapia, una práctica que hace uso de la acción beneficiosa de las piedras, el cuarzo rosa es usado por personas estresadas y angustiadas porque el cuarzo tendría el poder de aliviar las heridas psicológicas. Fomenta la tolerancia, despierta el amor por los demás. Se puede ofrecer en bodas para simbolizar la devoción entre ellos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Leer más...